subscribe
Fiscal

Los Ingresos y Su Acumulación en el ISR

block=true

Identificación de los ingresos acumulables en el Impuesto sobre la Renta para las personas morales.
El primero y fundamental elemento para determinar la causación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) en México son los ingresos. Sin ingresos no hay causación de ISR.

Por consecuencia, es muy importante saber fundadamente qué ingresos son acumulables, cuáles no, en qué momento se acumulan, y todo lo relacionado con este rubro fundamental de la causación de este impuesto.

Analizaremos en este artículo las normas aplicables para las personas morales.

I. Ingresos Acumulables
De acuerdo con el artículo 17 de la Ley, las personas morales residentes en el país, incluida la asociación en participación, acumularán la totalidad de los ingresos que obtengan en el ejercicio de la siguiente forma:

  • En efectivo
  • En bienes
  • En servicio
  • En crédito
  • O de cualquier otro tipo

También se acumularán:

  • Los ingresos provenientes de sus establecimientos en el extranjero, y
  • El ajuste anual por inflación acumulable.

Analizaremos brevemente cada uno de estos conceptos.
1.1. Ingresos en efectivo. Como el concepto lo indica, son los ingresos que se perciben en  dinero, en numerario, en moneda de curso legal circulante. Es el concepto primario de la búsqueda de pago por parte de los clientes en los negocios mercantiles.
Naturalmente, en México no sólo circula legalmente la moneda nacional, sino también moneda extranjera, siendo la más común el dólar norteamericano.
En el caso de ventas facturadas en moneda nacional que se cobran en dólares, habrá de considerarse la acumulación del ingreso en función del importe de la venta en moneda nacional, y por separado, como una operación adicional, el ajuste por conversión derivada de la cobranza en moneda extranjera.
En el caso de ventas en dólares, es decir, facturación y cobranza en dólares, la acumulación para efectos fiscales se hará considerando la conversión a que obliga el Código Fiscal de la Federación (CFF) en su artículo 20:

Para determinar las contribuciones y sus accesorios se considerará el tipo de cambio a que se haya adquirido la moneda extranjera de que se trate y no habiendo adquisición, se estará al tipo de cambio que el Banco de México publique en el Diario Oficial de la Federación el día anterior a aquél en que se causen las contribuciones.

Los días en que el Banco de México no publique dicho tipo de cambio se aplicará el último tipo de cambio publicado con anterioridad al día en que se causen las contribuciones.
1.2. Ingresos en bienes. Los ingresos que se perciben en bienes son aquellos en que el comprador entrega al vendedor un bien distinto al efectivo.

1.3. Ingresos en servicios. Al igual que en el punto anterior, el comprador paga la compra con un servicio y no con efectivo o de otra forma.
Con relación a estos puntos 2 y 3 anteriores, independientemente del precio que fijen las partes en cuanto a los bienes o servicios con los que se reciba el pago, para efectos fiscales es aplicable el artículo 17 del CFF que dispone:

Cuando se perciba el ingreso en bienes o servicios, se considerará el valor de éstos en moneda nacional en la fecha de la percepción según las cotizaciones o valores en el mercado, o en defecto de ambos el de avalúo. Lo dispuesto en este párrafo no es aplicable tratándose de moneda extranjera.
1.4. Ingresos en crédito. 
Según Calvo Nicolau, en su Tratado del Impuesto Sobre la Renta (1996):

…el ingreso en crédito lo producen:

  • Las contraprestaciones a que dan lugar los actos jurídicos onerosos al momento mismo en que se perfeccionan
  • Las contraprestaciones que se van produciendo de manera paulatina si el acto jurídico de que se trate da lugar a la obtención de contraprestaciones periódicas
  • Los bienes que ingresan al patrimonio de manera gratuita porque no se paga ninguna contraprestación por adquirirlos, y
  • Las obligaciones que salen del patrimonio sin que el deudor satisfaga la prestación a que estaba obligado.

Al obtenerse el ingreso en crédito la persona no percibe efectivo ni otros bienes, pero sí ingresa en su patrimonio underecho de crédito que le permitirá obligar a su deudor a que cumpla la contraprestación a su cargo, aún en contra de su voluntad, contraprestación que puede consistir en la entrega de efectivo o bienes o en la prestación de un servicio.

Cuando el ingreso se percibe en crédito, la búsqueda siguiente del perceptor será transformar el importe de ese crédito en importe en efectivo.

1.5. Ingresos de cualquier otro tipo. Con un propósito jurídico de no dejar ninguna forma de obtención de ingresos fuera de gravamen, el  legislador la establece de manera global e ilimitada a través del concepto general de cualquier otro tipo, dada la diversidad de negocios, de operaciones, de formas,  de procedimientos no previstos, e inclusive de nuevos instrumentos que puedan crearse en el futuro.
De esta manera, cualquier forma de ingreso que no se perciba en efectivo, en bienes, en servicios o en crédito, estará gravada por esta disposición englobante.
II. Conceptos Que No Se Consideran Ingresos
De gran valor para evitar gravámenes que lesionarían sin razón la economía y los recursos de las empresas es la norma que dispone que NO son ingresos las cantidades que se obtengan:

  • Por aumento de capital
  • Por pago de la pérdida por los accionistas
  • Por primas obtenidas por la colocación de acciones que emita la propia sociedad
  • Por utilizar, para valuar sus acciones, el método de participación
  • La revaluación de sus activos y de su capital.

Naturalmente, no sería apropiado ni económico, sino por el contrario, desestimularía gravemente el desarrollo comercial e industrial gravar como ingresos las entradas o revaluaciones de capital, actos que nada tienen que ver con el trabajo y la generación de riqueza derivada de la actividad propia de las empresas.
Es un acierto, en consecuencia, que la legislación sea clara en precisar que estos conceptos no se consideran ingresos, ya que ni jurídica, ni económica, ni contablemente lo son.
III. Personas Morales Residentes en el Extranjero
Por un principio de ubicación, a los establecimientos permanentes en México de empresas residentes en el extranjero se les establece la obligación de acumular todos los ingresos, de la naturaleza que sean.
Una excepción totalmente lógica y equitativa se establece en esta norma: No se considerará ingreso la simple remesa que el establecimiento obtenga de la oficina central de la persona moral o de otro establecimiento de ésta.
IV. Dividendos o Utilidades: No Acumulales
No serán acumulables los ingresos por dividendos o utilidades que perciban de otras personas morales residentes en México.
Sin embargo, estos ingresos sí incrementarán la renta gravable para efectos de determinar la participación de los trabajadores en las utilidades (PTU).
V. Otros Ingresos Acumulables
Independientemente de la forma en que se obtienen, la Ley especifica algunos otros conceptos de ingresos que se consideran acumulables. Entre ellos:

2.1. La ganancia por la transmisión de bienes por pago en especie que haga el contribuyente
Para determinar la ganancia en este caso se considerará como ingreso el valor que conforme a avalúo tenga el bien en la fecha en la que se transfiera su propiedad por pago en especie, pudiendo disminuir de dicho ingreso las deducciones que para el caso de enajenación permite la Ley.
Tratándose de mercancías o inventarios e acumulará el total del ingreso y se deducirá el costo de lo vendido.

2.2. Construcciones a beneficio del propietario
Los ingresos que provengan de construcciones o mejoras permanentes en bienes inmuebles que de conformidad con los contratos por los que se otorgó su uso o goce queden a beneficio del contribuyente.
El ingreso se considera obtenido al término del contrato y en el monto que a esa fecha tengan las inversiones conforme al avalúo que practique persona autorizada por las autoridades fiscales.

2.3. Ganancia en enajenación de activos fijos y otros
La ganancia derivada de la enajenación de:

  • Activos fijos y terrenos
  • Títulos valor
  • Acciones
  • Partes sociales
  • Certificados de aportación patrimonial emitidos por sociedades nacionales de crédito
  • La ganancia que derive de la fusión o escisión de sociedades
  • La ganancia proveniente de reducción de capital o de liquidación de sociedades mercantiles residentes en el extranjero, en las que el contribuyente sea socio o accionista.

2.4. Recuperación de créditos incobrables
Los pagos que se perciban por recuperación de un crédito deducido previamente por incobrable.

2.5. Recuperación de seguros, fianzas
La cantidad que se recupere por seguros, fianzas o responsabilidades a cargo de terceros, tratándose de pérdidas de bienes del contribuyente.

2.6. Indemnizaciones por técnicos o dirigentes
Las cantidades que el contribuyente obtenga como indemnización para resarcirlo de la disminución que en su productividad hayan causado la muerte, accidente o enfermedad de técnicos o dirigentes.

2.7. Gastos por cuenta de terceros
Las cantidades que se perciban para efectuar gastos por cuenta de terceros, salvo que dichos gastos sean respaldados con documentación comprobatoria a nombre de aquel por cuenta de quien se efectúa el gasto.

2.8. Intereses devengados a favor, sin ajuste
Los intereses devengados a favor en el ejercicio, sin ajuste alguno.
En el caso de intereses moratorios, a partir del cuarto mes se acumularán únicamente los efectivamente cobrados. Para estos efectos, se considera que los ingresos por intereses moratorios que se perciban con posterioridad al tercer mes siguiente a aquél en el que el deudor incurrió en mora cubren, en primer término, los intereses moratorios devengados en los tres meses siguientes a aquél en el que el deudor incurrió en mora, hasta que el monto percibido exceda al monto de los intereses moratorios devengados acumulados correspondientes al último periodo citado.
Para los efectos del párrafo anterior, los intereses moratorios que se cobren se acumularán hasta el momento en el que los efectivamente cobrados excedan al monto de los moratorios acumulados en los primeros tres meses y hasta por el monto en que excedan.  

2.9. Ajuste por inflación
El ajuste anual por inflación que resulte acumulable en los términos del artículo 46 de la Ley del ISR.

2.10. Prestamos o aportaciones a capital mayores a $600,000
Las cantidades recibidas en efectivo, en moneda nacional o extranjera, por concepto de préstamos, aportaciones para futuros aumentos de capital o aumentos de capital mayores a $600,000.00, cuando no se informe de estos a las autoridades fiscales dentro del plazo de quince días que establece el artículo 86-A de la Ley.

Conclusiones
Hay un principio fundamental en esta materia: Si no se perciben ingresos no se causará ISR.

Pero hay otro principio de igual valor: Debemos saber con precisión lo que la Ley considera ingreso, porque en esta materia estamos hablando no sólo de ingresos contables, sino de conceptos que por ficción jurídica se tipifican como tales.

Y por último: Si se percibe cualquier tipo de ingresos que la Ley considera como tales, tendremos el primer elemento para proceder obligatoriamente a determinar si hay o no causación de ISR.

 

No se permiten realizar comentarios.

Últimas Noticias

Audio Spot Congreso Productividad Fiscal

Conozca nuestra Política de Privacidad

Suscríbase

Suscribase a nuestro boletin semanal:

Síganos: